Usted esta aquí »   Terapia Física   /   Drenaje Linfático Facial y Corporal
Terapia Física


Combinamos técnicas manuales (movilizaciones, estiramientos, masaje…) con la tecnología (ultrasonido, electroterapia, LASER, magneto…) brindando resultados efectivos en un corto plazo, mejorando la calidad de vida de nuestros pacientes con problemas de dolor músculo esquelético:


DRENAJE LINFÁTICO FACIAL Y CORPORAL
 
Es una técnica de fisioterapia que consiste en masaje específico de presión suave, con ritmo lento y repetitivo, y no produce enrojecimiento ni dolor. Tiene efectos calmantes y relajantes, mejora la circulación, el automatismo y relajación de las fibras musculares.

Efectos del Drenaje Linfático Manual


Efecto Drenante:
Estimula la introducción del líquido intersticial (líquido presente entre las células de los tejidos) dentro de los capilares linfáticos, permitiendo así la oxigenación y nutrición de los tejidos.

Efecto Inmunitario:
Potencia la inmunidad, al mejorar este sistema de drenaje fisiológico, permite un mejor flujo de células inmunitarias a los sitios donde éstas son requeridas.

Efecto Neurovegetativo:
El drenaje actúa a nivel del Sistema Nervioso Autónomo Parasimpático, provocando sedación y relajación generalizada.

Efectos sobre:
La musculatura: actúa sobre el músculo liso de las paredes intestinales, estimulando el peristaltismo (movimientos involuntarios intestinales) esenciales para la correcta digestión y evacuación. Además tonifica la musculatura lisa de las paredes de arterias, venas y vasos linfáticos, mejorando así su efectividad en la función circulatoria. Sobre los músculos esqueléticos (estriados) ejerce una acción reguladora del tono muscular.

Indicaciones
  • •   Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices
  • •   Estética, Plástica y Reparadora: liposucciones, rinoplastias, implantes de       mama, abdominoplastias Linfático de la cavidad oral ( muelas del juicio )
  • •   Acné
  • •   Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja)
  • •   Edemas faciales
  • •   Varices
  • •   Fibromialgia
  • •   Piernas cansadas
  • •   Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
  • •   Edemas linfoestáticos (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación               mamaria)
  • •   Edema del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo)
  • •   Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices
  • •   Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis,       amigdalitis...)
  • •   Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones     musculares, desgarros musculares, siendo muy indicado para la     recuperación de los deportistas