Usted esta aquí »   Terapia Física   /   Termoterapia
Terapia Física


Combinamos técnicas manuales (movilizaciones, estiramientos, masaje…) con la tecnología (ultrasonido, electroterapia, LASER, magneto…) brindando resultados efectivos en un corto plazo, mejorando la calidad de vida de nuestros pacientes con problemas de dolor músculo esquelético:


TERMOTERAPIA
 

APLICACIÓN DE CALOR

Los efectos biológicos derivados de la aplicación de calor incluyen un marcado incremento en la tasa metabólica, aumento del riego sanguíneo, aumento de la oxigenación en los tejidos, reducción de la excitabilidad nerviosa, efecto miorrelajante, efecto analgésico y antiinflamatorio, descenso de la presión sanguínea, y aumento de la sudoración.

La temperatura del calor aplicado suele oscilar entre los 40 a 45 °C y duración del tratamiento oscila entre los 5 y 30 minutos generalmente. La aplicación de calor no suele tener contraindicaciones si bien se recomienda extremar el cuidado en el caso de insuficiencia circulatoria, tratamientos con anticoagulantes, embarazo ya que el calor puede producir desprendimiento placentario o cuando existen edemas pues el calor produce vasodilatación que lleva a un aumento del mismo.

TIPOS DE APLICACIÓN DE CALOR

Los tipos de aplicación de calor se clasifican según se transfiera éste al tejido dañado o según la capacidad de calentar las zonas superficiales (hasta 2 centímetros) o más profundas (hasta 5 centímetros).

• APLICACIÓN DE COMPRESAS HUMEDAS CALIENTES
Se suele utilizar para reducir el espasmo muscular .El calor se aplica superficialmente.

• BAÑOS DE PARAFINA
Se utiliza para traumatismos y casos de reumatismo. Se sumerge la zona a tratar en un recipiente que contiene una mezcla de parafina y aceite vegetal a una temperatura que oscila entre los 50 y 55 grados. Posteriormente la parafina forma una película alrededor de la zona tratada que transferirá el calor